“Mi filosofía de vida es vivir” Miguel Ángel Herrera

0

Miguel Ángel HerreraMiguel Ángel Herrera nació en la ciudad olímpica de la La Vega. Allí comenzó su vida, pero el trabajo de su padre, quien era militar, lo llevó a recorrer todo el país. Siempre de un lado a otro, pero con la convicción de que un día tendría que caminar solo. Ese día llegó.En su formación de hogar resalta el interés de sus padres porque sus hijos estudiaran una carrera universitaria, ya que estaban convencidos de que la educación, no era solo lo mejor, sino la única herencia que podían dejarles.
Desde muy temprano se sintió atraído por la comunicación, por eso no perdió la oportunidad de hacer carrera en los medios electrónicos, a los que ha dedicado toda su vida.

Esta es la historia de vida del niño de pueblo, hijo de militar, al cual su curiosidad, algunas veces traviesa, lo llevó por caminos que jamás imaginó, ni en sus más infantiles fantasías.

1. Vegano
Nací en La Vega, inicié mi formación en la escuela pública, después pasé a colegios católicos. Desde pequeño me gustaron los medios de comunicación, incluso en las escuelas cuando eso no se hacía, yo hacía periódicos. Lo hacíamos a mano y los repartíamos entre los compañeros del colegio. Mi papá fue militar y por eso yo conozco la República Dominicana entera, yo vivía en Jimaní y esperaba que el periódico elCaribe llegara a las cinco de la tarde para leerlo. Ahora, con el Internet, las cosas son distintas.

2. Niño de pueblo
Fui un niño de pueblo, como los niños de aquella época. Mi papá, Andrés Herrera, era un hombre muy cumplidor, muy trabajador; y mi mamá, Nereyda de Herrera, por igual, me crié en el seno familiar con mucho amor y orgullo. Papá murió hace más de 20 años, mamá falleció hace solo tres. Vivíamos en La Vega, con las limitaciones propias de los pueblos. Tengo una hermana, que vive en La Florida, ella tiene a mi sobrina Ashley, y en mi casa viven Claudia, Laura y Miguel Ángel, esos son mis hijos.

3. Radio La Vega
Cuando ya vino la radio, entré a la segunda estación de radio que llegó a La Vega, que la hizo Cuqui Medrano y se llamaba Radio La Vega. Recuerdo que un día, siendo yo un muchachito, me dijo: vamos allí, y fuimos detrás de donde se estaba instalando la cervecería Vegana y ahí había una antena en un cuartito. Ahí estaba la emisora. Él me dijo: “Mira esta es la emisora nueva y por ahí vamos a despegar”. Posteriormente, vine a la capital, como todos los muchachos de los pueblos a buscar un mejoramiento para la familia. Como se acostumbraba y como se acostumbra, que cuando el muchacho termina sus estudios viene a la capital pata ir a la universidad a realizar una carrera con la cual pueda lograr un mejor trabajo.

4. A la universidad
Cuando llega el momento de tomar la decisión de qué debía estudiar, un día, en un parquecito que había en la Facultad de Humanidades, me encontré con un muchacho que me escuchaba en Salcedo, su nombre: Rubén Camilo, él trabajaba en Radio ABC y me dijo que allá necesitaban un locutor para los domingos y que me iban a pagar la exorbitante suma de 10 pesos por cada domingo. Eso era mucho. Así entré de manera formal a los medios de comunicación en la capital. Rubén Camilo sale de Radio ABC y va a Radio Continental y me dice que allá hay una vacante y me fui para allá. Ahí duré alrededor de 20 a 25 años. Trabajaba en Radio Universal, pero también iba a la universidad y en eso se presentó la oportunidad de un canal de televisión que se iba a inaugurar en ese entonces, que era Telesistema Dominicano, y me llamaron para que yo fuera la voz oficial del canal, y también tenía un programa que se llamaba “Solo para hombres”, con Billy Berroa y Lilín Díaz. Pero, yo quería escribir y hablé con el doctor Rafael Molina Morillo y me dijo que sí. Aunque ya él no estaba en El Nacional, me dijo que me podía ayudar para que yo escribiera una columna y así fue. Escribía la columna que se llamaba Disco-radio-notas.

5. A Color Visión
Un día, por allá por el año 1980 y algo, al salir del periódico La Noticia, llegando a Color Visión, encuentro a Nurín Sanlley, que me dice: “¿y que tú haces aquí, que no estás en el periódico?” Le respondí que había ido a visitar a un amigo, porque sabía que en Color Visión estaba faltando una voz para hacer comerciales. Yo le dije que ya no estaba en el periódico La Noticia y ella me dijo que en Color Visión estaba el licenciado Mario Peña, que me podía ayudar; también me dijo que fuera al Listín Diario y cuando le dije que allá no tenía a nadie, me dijo: “Allá está el licenciado Luis José González Fabra y acaban de sacar la revista Escala y a ti eso te va a caer bien”. Así entré a la revista Escala, hasta hacer 700 números.

6. Primicias
Recuerdo una vez, que me llamó el juez Hugo Álvarez de La Vega, un sábado en la tarde, y me dice: “Miguel Ángel, yo quiero que tú me publiques algo mañana en la revista Escala”, le dije que ya la revista estaba hecha, que se lo podía publicar el próximo domingo, y me dijo: “No. Eso no es para la próxima semana. Yo acabo de casar a Michael Jackson”. Le dije que a mí se me había hecho tarde. Entonces él llamó a Luisa Rebeca en Santiago, ella hizo el reporte, y éste salió en el Listín Diario. En el Listín Diario me dijeron: “Vete a La vega, a hacer más investigaciones sobre el caso”. Me fui a La Vega, donde mi gran amigo Hugo Álvarez Valencia y éste me dijo: “Te voy a dar a algo que no me dio tiempo a darle a Luisa Rebeca. Te voy a dar el acta de matrimonio”. No me dio fotos porque no se pudieron tomar fotografías. En fin, eso me permitió tener una gran exclusiva, aunque en realidad Michael Jackson no se casó en La Vega, él se casó en La Romana. Otro día, me llama una amiga de La Romana, que trabajaba en Casa de Campo y me dice: “Miguel Ángel, aquí está Michael Douglas y está borracho en la discoteca, hasta cantando. Ven para acá que te voy a conseguir una entrevista con él”. Salí corriendo para La Romana, él no hablaba español y yo tampoco hablaba mucho inglés, pero pudimos hacer algo y publicamos esa información.

7. Corresponsal
Una vez, Víctor Víctor me invitó para que lo acompañara a Los Ángeles, a una convención de la Revista Radio y Música. Cuando llegamos a Los Ángeles, yo veo un letrero que dice: CNN Radio Noticias. Curioso al fin, fui a ver de qué se trataba, y cuando voy me encuentro con un señor y le pregunto: “¿ustedes tienen corresponsal en la República Dominicana?”, y me dice: “No. Estamos buscando a Miguel Ángel Herrera”. Yo me quedé frío. Le pedí que me repitiera, yo andaba con Ricardo Díaz, el hermano de El Toro y otras personas, y todos se quedaron con la boca abierta. Y le preguntamos que de dónde conocía a ese señor y nos dijo: “porque el anchor de noticias de esta cadena, se llama Lino Cruz y es dominicano y nos lo recomendó”. Conseguí la corresponsalía. El señor me preguntó que cuando yo regresaba al país y le dije que el lunes. Entonces me dijo que él necesitaba que el lunes yo le transmitiera noticias desde República Dominicana, le dije que estaba bien, pero yo estaba en Los Ángeles. Me fui de Los Ángeles a Miami, llegué a las siete de la mañana a Miami y no encontré vuelo para llegar a Santo Domingo. Entonces lo que hice fue llamar a mi esposa y le dije que me diera los titulares de los periódicos y llamé a CNN Radio Noticias para hacer mi reporte. Me dijeron que querían otra transmisión a las 11 de la mañana y dije: “Ahora si cuadré”. Me fui al aeropuerto y cogí el primer vuelo. Llegué faltando 10 minutos para las 11 de la mañana y desde el aeropuerto hice mi segunda transmisión. En ese entonces, la República Dominicana, solo tenía el código 809. Entonces, me preguntaron qué cuántos códigos de área había en República Dominicana, y yo le respondí que dos: 305 y 809.

8. La televisión
George Rodríguez me llamó y me dijo: “Miguel Ángel, yo quiero hacer un programa que se llamará TV Revista, en el cual van a estar tú, Joseph Cáceres, Emily Tuenny, Zoila Puello y Carlos Batista, y se transmitirá en Radio televisión Dominicana a las seis de la tarde. Un día, me llamó Summer Carbuccia y me dijo: “Yo te quiero mañana en el Show del Mediodía”. Me dijo que renunciara de TV Revista y que fuera para allá. Llegué a Color Visión y allí me encontré con Magda Florencio. Nos dijeron que íbamos a hacer un segmento, ella de sociales y yo de espectáculos; y un día me pregunta Isidro, de Color Visión: “¿Miguel Ángel y cómo van a ser las sillas para el programa? Y yo le respondo que cuáles sillas y cuál programa y él me dice: “El programa de las seis de la tarde”. Le dije que a mí nadie me había hablado de programa a las seis de la tarde. Lo que pasó fue que el segmento del Show del Mediodía se había mudado para las seis de la tarde y se llamaba Noche y Día, lo hacíamos Magda y yo. El primer día tuvimos el honor de tener como invitada a doña Renée Klang de Guzmán. Desde ese día y hasta ahora estoy en el Show del Mediodía, de eso hace 24 años.

9. La solidaridad de un amigo
Estando yo aquí en el Show del Mediodía, me llama mi esposa y me dice: “Ven que murió tu mamá”. Ya puedes imaginar lo que eso significó para mí. Le dije a Iván: “Me voy” y él me dice: “¿qué pasó?”. “Que murió mamá”, le respondí. Al llegar a la casa, junto a su cadáver, estaba el doctor Cruz Jiminián. Esos son los gestos que uno debe guardar para toda la vida, eso es lo que se llama un gran amigo. Cuando fuimos a llevarla a su última morada, el primero que había llegado ahí, era el doctor Cruz Jiminián. Por eso a él yo lo considero como el verdadero ángel de este pueblo. Recuerdo que recibí una llamada de alguien que me dijo: “Gallo, quedan muchas batallas por pelear todavía. No se me eche para atrás”. Ese fue Hipólito Mejía. Me llamaron Leonel Fernández y Danilo Medina. Otro golpe doloroso fue cuando me dijeron que fuera a cubrir la muerte de Milton Peláez. Tuve que dar esa triste noticia. La muerte de don Rafael Herrera, a quien cada mañana iba a saludar al Listín Diario. De esos momentos tristes, pienso que uno no se recupera nunca.

10. Conspiración para el amor
José Antonio Rodríguez me invitó un día, cuando tenía su grupo Módulo. En ese grupo estaba Marisela Álvarez, Alcides Calderón y Luis Mendoza. José Antonio me invitó para que escuchara música, cuando eso estaba de moda la Nueva Canción y me dijeron que me iban a presentar una muchacha para que me casara con ella. Les dije que yo no estaba en eso. Me llevaron donde la muchacha, Carmen, que era melliza, y entonces me cayó bien la melliza y nos casamos en diciembre. El culpable de todo eso es José Antonio Rodríguez. Claudio Cohén también tuvo mucho que ver en eso y Víctor Víctor, también fue parte de la trama.

Una amplia trayectoria

“La ciudad de Nueva York me hizo una oferta que yo la pensé. Estando de vacaciones por los años 70, un familiar me invitó a ir a conocer a un señor que tenía un programa en una emisora de radio y yo fui a conocerlo, me invitaron a que me quedara trabajando en esa estación de radio. Lo pensé, me quedé trabajando unas cuantas semanas, comenzó a hacer frío, y dije: “yo me voy”. En ese entonces Negro Santos estaba haciendo un programa y me pidió colaboración, ese programa era Santo Domingo Invita. Trabajé en varias estaciones de radio. Después, en Boston conocí al señor Alberto Vasallo Junior, una excelente persona, que comenzó con una estación que se llamaba Radio Landia. El periódico El Mundo y Telemundo Boston, que nada tenía que ver con la cadena Telemundo, me ofreció trabajo, pero ya yo me había casado y decidí quedarme en el país. Estar en el Show del Mediodía me satisface, y sobre todo haber ingresado al Internet como lo he hecho, con mi página, enexclusiva BolgSpot.com. Ahora solo trabajo en el Show del Mediodía y en mi casa. La página va cumplir siete años y fue prácticamente una casualidad, mi amigo Juan Pablo Díaz me sugirió que hiciera una página. Lo primero que hice fue ir donde mis amigos, el primero fue Edmón Elías, (fallecido recientemente) le dije que iba a hacer una página en Internet, que necesitaba un anuncio y me dijo: “Ya lo tienes”, después siguió Daniel Toribio y así siguieron. Hace años decía que mi filosofía de vida era vivir… y después de tantos años creo que sigue siendo la misma. Ser amigo de los amigos”.

Un gran amigo
“Al llegar a la casa, junto al cadáver de mi madre estaba el doctor Cruz Jiminián. Esos son los gestos que uno debe guardar para toda la vida. Y Él fue el primero en llegar cuando la llevamos a su última morada”.

A la UASD
“En los campos, los padres les dicen a los muchachos: “como yo no tengo herencia que dejarte te voy a ayudar a hacer una carrera”. Vine a la UASD y me tocó estudiar arquitectura”.

Yaqui Núñez
Debí pedirle excusas, pero ya no está. Sin embargo, como gran maestro que fue, entendió que hice un comentario en aspecto periodístico”.

Dolor y pesar
La muerte de mi madre y mi padre, son las cosas que más me han dolido en la vida y haber tenido que informar que habían matado a Milton Peláez”

Estable
Estar en el Show del Mediodía me satisface, y haber ingresado al Internet como lo he hecho, con mi página, enexclusiva BolgSpot.com”.

Share.

About Author

Leave A Reply